Clínica Smile! es uno de los patrocinadores del CD Newman, una gran colaboración que además ofrece hasta un 20% de descuento en todos los tratamientos de ortodoncia a alumnos-profesorado-padres del Colegio J. H. Newman.

Poder trabajar de forma integral en la boca de los niños era su objetivo desde que finalizó su formación, la Dra. Gemma López Ruiz, ortodoncista exclusiva, ha conseguido trasmitir a todo su equipo una visión integral en los tratamientos dental en niños, así nacieron los centros Smile! En Madrid hace más de quince años, abordan cada caso clínico de manera multidiscilinar, reuniéndose el equipo (ortodoncista-odontopediatra-cirujano maxilofacial- anestesista) buscando la mejor propuesta para nuestro paciente. Actualmente está volcada en la utilización de técnicas de ortodoncia transparentes en niños a partir de 6 años, siendo una de las pioneras en la utilización de esta técnica invisible en niños pequeños, consiguiendo resultados muy buenos en menos tiempo y sin molestias para el niño.

¿Qué es la ortodoncia transparente en niños?

Es el futuro de la ortodoncia, se trata de unas fundas transparentes que quedan perfectamente adaptadas a los dientes que son las responsables de los movimientos dentarios.

La Dra. López considera que es una técnica que le permite planificar los casos antes de comenzar el tratamiento en la boca del paciente,  cuantificando y secuenciando movimientos en todos los planos del espacio, consiguiendo así reducir los tiempos de tratamiento, con excelentes resultados. Esto en los niños es muy importante, así como lo confortable que se encuentran nuestros pequeños con los alineadores transparentes. “Es una técnica excelente en manos expertas, estoy segura que será la ortodoncia en el futuro, por predictibilidad en los casos, comodidad para el paciente”.

Es una técnica completamente digital, se escanea su boca junto con las fotografías y radiografías, se procesa la información transformándolo en un 3D virtual de la boca de nuestro paciente. Sobre el 3D trabajamos, hasta conseguir la mejor secuencia de movimiento, respetando los límites biológicos del paciente, aprobamos el caso clínico y se fabrican con impresoras 3D los alineadores del caso, sin manipulación humana, consiguiendo máxima precisión. Los pacientes perciben el ajuste tan preciso de los alineadores en su boca.

Ventajas:

Para el niño: lo que más nos dicen es que “no les duele” y que no notan que los llevan.

Para los padres: no tener urgencias con el aparato, y la posibilidad de espaciar las citas a la clínica cada dos meses.

¿Cuidar las bocas desde pequeños es la base para no tener problemas de mayores?

Sin lugar a dudas SI.

Aunque diariamente seguimos escuchando en la consulta la frase “curar una caries en un diente de leche? Pero si antes no se trataban?” La gente no se para a pensar que aquellas personas que tuvieron caries en dientes de leche y no fueron tratados, ahora son adultos que han padecido caries en los definitivos sufriendo tratamientos invasivos como empastes, implantes, fundas o han perdido piezas. Lo que trato de decir, es que realizando tratamientos no mejoramos la salud bucal de nuestros pacientes, lo importante es cambiar el chip y pensar que lo ideal es empezar a trabajar en estados de salud promoviendo la prevención y la educación. Por ello, ayudar a que los niños no tengan caries hará que estemos creando un proyecto de salud en la edad adulta.

Lo mismo ha ocurrido con la ortodoncia, antes se esperaba a que los niños tuvieran todos los dientes definitivos para poner brackets, pero existen alteraciones en el crecimiento de los huesos maxilares que requieren empezar a usar aparatos cuando los niños tienen aún dientes de leche en boca. Es fundamental tratarlos de manera temprana con el objetivo de evitar tratamientos mucho más complejos en la edad adulta. Los tratamientos de ortodoncia en niños favorecen un correcto desarrollo de los huesos de la cara, mejoran la respiración, reeducan hábitos orales (respiración oral, interposición lingual) y  alinear dientes gracias a las nuevas técnicas que existen ahora para los más pequeños.

¿En qué diferencia tratar pacientes adultos de tratar niños?

La práctica de la atención dental infantil se basa en una filosofía fundamental y que tenemos siempre presente, “nuestra destreza de tratar al niño y no al diente”. Al igual que los padres llevan a los niños al pediatra y no a su médico, en el dentista pasa lo mismo. Por qué? Porque los niños poseen una serie de aspectos como su madurez, su personalidad, sus experiencias previas, etc., que les influyen significativamente en su habilidad de enfrentarse por primera vez a una cita dental. Los centros especializados en odontología infantil tenemos adquirida esa maestría de saber guiar al niño a través de los diferentes procedimientos dentales de una manera diferente, provocando una actitud y conducta dental positiva que les guiará hacia una buena salud oral en su edad adulta.

¿Qué técnicas utilizáis para que se sientan a gusto?

Nuestra mejor técnica es conocer y entender cómo se puede sentir un niño y sus padres cuando acuden al dentista, ya sea porque hay que curar una caries o porque hay que ponerle ortodoncia.

El miedo de los niños a lo desconocido provoca temor, pero este sentimiento es inevitable pues es una situación nueva para ellos. En nuestros centros los padres siempre están con su hijo mientras estamos trabajando porque es importante crear una relación de confianza entre niño-dentista-padres desde el principio, haciente que el niño se sienta a gusto en el espacio dónde está y los padres tranquilos con el equipo de profesionales que están tratando a su hijo.

¿Y a los que no les gusta nada ir al dentista?

A nuestros centros acuden un alto porcentaje de pacientes que tiene miedo al dentista, y que en algunos casos puede convertirse lamentablemente, en una verdadera fobia. . Una de las razones más comunes es que en una gran mayoría de los casos se asocia a una experiencia dental negativa previa, que puede derivar en traumas dentales futuros reflejados en la edad adulta.

Este tipo de paciente es el más complicado, pues en algunas ocasiones nos hemos enfrentado a un cuadro de ansiedad o fobia al dentista. Gracias a los últimos avances que ha habido en el manejo de la ansiedad dental hoy en día podemos contar con un servicio exclusivo de sedación consciente con óxido nitroso y anestesia general.

 

¿Qué servicios ofrecéis?

Servicio de Odontopediatría, Ortodoncia, Atención a pacientes especiales, tratamiento dental con sedación consciente y anestesia general. Especializados en ortodoncia invisible a partir de los 6 años.

¿Para todas las edades?

Si desde que son bebés, niños, adolescentes y adultos. Nuestra misión es ofrecer un centro multidisciplinar que cuide la salud dental desde que nacen hasta la edad adulta.

Consejos para cuidar las bocas de los más pequeños

  1. Realiza la primera visita con el Odontopediatra durante el transcurso del primer año de vida. Haz que ir al dentista se convierta en un hábito, como ocurre con las visitas al pediatra. Los beneficios positivos de llevar a tu hijo durante el primer año de vida al dentista superan siempre al momento incómodo de verlos durante una revisión.

 

  1. Realiza la primera visita con el ortodoncista a los 5 o 6 años de edad. El objetivo es que sea el ortodoncista el que valore si la posición de los huesos de la cara es el normal y que los futuros dientes definitivos tienen el suficiente espacio para salir.

 

  1. Mantener una periodicidad en las visitas dentales, con el objetivo de que el dentista se convierta en la persona responsable de crear y mantener la salud en la boca de tu hijo. Por ello, prioriza en buscar especialistas en Odontología Infantil basados en educación precoz, prevención y actualizados en las últimas técnicas de ortodoncia en niños.